viernes, 17 de agosto de 2012

Providencia Divina




¿Qué es la Providencia?

Entendemos según los diccionarios, que la providencia es una atención, un desvelo, una atención de una persona por otra persona o por alguna cosa. Este es el caso, por ejemplo, el afecto y la atención que una madre dedica a su hijo, para que este principalmente cuando es pequeño, pueda ser atendido en todas sus necesidades.

Al referirse a Dios, la providencia significa el cuidado, la devoción que dedicó a todo lo creado.  Y esta acción de Dios es con el fin de brindar protección a sus hijos, proporcionándoles las necesidades, dar de si el nombre de la Divina Providencia.

Piensa en el cuidado de tus padres tienen contigo. Así mismo el de nuestro Padre Celestial con nosotros. Cuando se creó la tierra, no dejó el mundo a su suerte. En cambio, sigue cuidando de la vida de sus hijos, es el Padre amoroso que se preocupa por lo que ha creado.

Como Dios provee nuestras necesidades? Su cuidado cubre todas las necesidades, no sólo la física sino también espiritual.

Para satisfacer nuestras necesidades físicas, Dios creó la naturaleza, cuya belleza de las estaciones (primavera, verano, invierno, otoño), es excepcional, cada estación es de gran importancia para nuestra supervivencia en la Tierra. Por ejemplo, el invierno: las aguas de lluvia que cae, da vida a las plantas y la plantas tienen muchos usos como alimento y medicina, y se utiliza madera de los árboles para la fabricación de muebles para proporcionar confort a nuestras vidas.

Envió a los animales, hermanos inferiores a nosotros, para que nos ayudasen y que infelizmente tenemos el hábito de comer la carne de algunos. Ejemplo: el caballo lleva al hombre a lugares lejanos, la vaca da leche, los huevos de la gallina, etc.

Recordando a Jesús: "Dios cuida de las aves del cielo y los lirios del campo. (Mateo 6:26-30, 10:29). "

En nuestras necesidades morales, en vista de nuestra gran dificultad de la eliminación de los más bajos sentimientos del alma, Dios se encargó de enviar a Jesús como guía y modelo a seguir y a través de sus palabras adquirimos una mayor comprensión de la verdadera Ley Divina: el amor.  

Jesús es nuestro hermano mayor, que trajo un "mensaje muy importante" a nosotros de nuestro Padre

Ejemplos de la Divina Providencia

Hay muchos ejemplos de la protección divina, un ejemplo es doctrina Espírita que es  Providencia Divina, ella se encarga de guiarnos, dando continuidad a las enseñanzas de Jesús.

Nuestra familia es otro ejemplo, nuestros padres nunca nos dejan desamparados, siempre nos cuidan, nos orientan y nos aman, por no hablar de los mensajeros, benefactores, amigos, espiritual, ángeles de la guarda que siempre nos guían en la vida.



Otro ejemplo es la vacuna, hay remedios para curar muchas enfermedades que existen.

La creencia en la Divina Providencia es muy importante para fortalecer nuestro coraje y el deseo de seguir adelante. Siempre es bueno saber que no estamos solos y que en el camino hacia el bien, el progreso y la felicidad no nos faltara jamás el apoyo y la protección.

Con esta certeza, nos sentimos más fuertes y es más esperanzador, aprendiendo así a lidiar con las dificultades y desafíos de la vida

Dios Padre es atento (como nuestro padre y madre aquí en la tierra), vela por nosotros y nos ayuda a través de sus agentes (los espíritus), incluso en los momentos de oración, nos envía diversas inspiraciones para nuestro día a día, en definitiva, en todos nuestros pasos. A medida que el sol nos calienta, él nos inspira y alimenta.

Dios nos da vida y los recursos para que podamos satisfacer nuestras necesidades. Él nos sostiene y nos inspira, más no trabaja por nosotros, eso  compete a nosotros mismos, es nuestra responsabilidad hacia nuestra propia evolución y con el progreso de toda la humanidad.

Fuente: http://evangelizacao-infantil.blogspot.com Blog de Simone Anastácio BH, MG, Brasil Evangelizadora del Grupo de Fraternidad Espírita Irmã Scheilla (Centro Oriente) en Belo Horizonte.

ACTIVIDAD:

Recorta las imágenes y arma el rompecabezas poniendo cada imagen en el cuadro que corresponde hasta armar el cuadro completo, luego pinta.




martes, 14 de agosto de 2012

Amor al Projimo




Jesús nos dio dos lecciones y son muy importantes.


 El primer mandamiento:

"Ama a Dios con todo tu corazón, con toda tu Espíritu"

Todos somos hijos de Dios y traemos en nuestros corazones la intuición de su amor, es decir, conforme nos alejamos de los sentimientos de orgullo y egoísmo podremos entender su amor por nosotros.

No podemos ver a Dios, pero podemos amarlo sin haberlo visto, ya sabes cómo? amar todo lo que nos ha dado para nuestra alegría: el cielo azul, la noche estrellada, la luz y el calor del sol, por último, las plantas y los animales.

El segundo mandamiento:

"Ama a tu prójimo como a ti mismo"

Debemos tratar a los demás como nos gustaría que ellos nos trataran a nosotros. No es hacer a otros lo que no nos gustaría que nos hicieran. 

Amarse a sí mismo no es egoísta, porque, quién no se ama, ¿cómo puede amar a los demás?

¿Y cómo amar? Quién no ama solo hace el mal, es violento, enojado y vengativo, miente, roba y usa drogas, estas actitudes son malas para si mismo, cuida por tanto de tu cuerpo y de tu espíritu.

Tener amor al prójimo es lo siguiente: a pesar de que nos duela una ofensa, es no tener sentimientos de odio,de rencor, venganza, el deseo del mal, es perdonar, olvidar la ofensas que nos han hecho, orar y extender la mano si lo necesitan.

Es retribuir con bien todo el mal que nos hacen.

Es hacer todo el bien posible.


¿Quién es nuestro prójimo?




El conjunto de la humanidad. Es posible amar a la humanidad? Aunque no. Es muy difícil para nosotros porque no estamos muy evolucionados. ¿Qué hacer al respecto? tratar de amar a los que están más cercanos, es decir, la familia y amigos, tratando de ser bueno para con el padre, madre y hermanos, ayudándolos, escuchando sus problemas, no pelear con ellos por cosas no importantes, respetando el tratarlos con cariño y paciencia.

Somos conscientes de que nuestro prójimo es una persona como nosotros, con las mismas debilidades y dificultades que tenemos. El prójimo es hijo de Dios como nosotros. El vecino, un maestro, la gente que pasa en la calle, el barrendero, el conductor del autobús, los niños sin hogar en la calle, los presos en las cárceles, todo el mundo es nuestro prójimo y nuestro hermano.

¿Cómo mostrar amor por los demás? Una forma es a través de la caridad material y moral. O, con formas muy simples, tales como gestos, una sonrisa, un abrazo, un cumplido, el uso de "palabras mágicas", escucha con atención y simpatía,  siempre ser amable. Poner amor en las cosas que haces.

Quién ama, sabe perdonar las ofensas, generoso, respetuoso, amable servicial, no piensa mal, tiene palabras amables para todo el mundo que lo rodea.


Fuente: http://evangelizacao-infantil.blogspot.com Blog de Simone Anastácio BH, MG, Brasil Evangelizadora del Grupo de Fraternidad Espírita Irmã Scheilla (Centro Oriente) en Belo Horizonte.



miércoles, 25 de julio de 2012

Parábola de la Oveja Perdida

(Lucas, capítulo 13, versículos 3-7)

En los campos de Palestina, la tierra donde nació Jesús, había un un pastor, que cuidaba 100 ovejas.



Con mucho cuidado y amabilidad llevo sus corderos a los campos hermosos, donde había buenos pastos para ellas. Él las llevó también a las fuentes, donde se encontraba agua limpia.

El pastor era muy cariñoso y bueno, y sus ovejas lo seguían confiadas.  Un día, una oveja se escapó. Quién lo hubiera pensado.

¡Pobre oveja! Ningún pensamiento de los peligros que podría enfrentar lejos de su pastor. Ella pensó que era mejor estar sola, ser libre, correr por los campos y pastos sin la supervisión de su propietario y sin la compañía de sus hermanas y así huyó ...corrió mucho, para deshacerse del pastor y no ser vista por sus compañeros .



Aun así, el pastor, quien se hizo cargo de sus cien ovejas,  sintió la falta de la fugitiva.  A la mañana siguiente, contó noventa y nueve.  Entonces, ¿qué hizo el pastor amable?.  Dejó las noventa y nueve ovejas resguardadas a salvo y fue en busca de las oveja extraviada.



Caminó por pastos muy pobres.  Camino, camino mucho ... Subió las montañas y los arroyos ... Sólo al día siguiente el pastor encontró la pobre oveja tirada cerca de un cerro, herida por las espinas de haber pasado por  arboles espinosos. La oveja estaba demasiado débil, sedienta y casi muerta! 

¡Cómo lamentaba lo que había hecho! ¡Con qué alegría recibió al amigo pastor  que vino a salvarla!

El pastor le dio agua, limpió sus heridas, la acarició, le habló ... la tomo entre  sus brazos, luego la apoyo firmemente en los hombros y volvió feliz, muy feliz con su oveja.


En casa, llamó a sus vecinos y amigos y les dijo:

- Alégrense conmigo, mis amigos, he encontrado mi oveja que se había perdido. Por lo tanto - dice Jesús en el Evangelio -, habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por el buen desempeño de noventa y nueve justos.

También esta parábola, como la del hijo pródigo, quiere mostrar la bondad infinita de los cielos hacia nuestros espíritus.

La parábola de la oveja perdida es la atención que Jesús tiene con nosotros. Esto lo hizo una vez, cuando vivía en este mundo, y  todavía lo hace hoy en día, desde la Eternidad, para llamar a  los pecadores al arrepentimiento. Jesús es el Buen Pastor. Él dio su vida por nosotros, que somos sus ovejas.

La parábola nos muestra que, lejos del  Divino Pastor, sólo se puede encontrar el sufrimiento, el peligro, la miseria y la muerte.  Pero si nos arrepentimos de nuestros pecados, sólo daremos alegría a nuestro Buen Pastor - Jesús -. que nos cuida desde el cielo y nos espera algún día en su Reino.

Fuente: Historias de Jesús Clóvis Tavares
http://evangelizacao-infantil.blogspot.com Blog de Simone Anastácio BH, MG, Brasil Evangelizadora del Grupo de Fraternidad Espírita Irmã Scheilla (Centro Oriente) en Belo Horizonte.


Si deseas ver esta Parábola en vídeo la puedes encontrar en la VIDEOTEKA.   Click aquí:http://videotekaespiritainfantil.blogspot.com/2012/07/la-parabola-de-la-oveja-perdida.html

ACTIVIDAD 1:


ACTIVIDAD 2: Haz tu propia oveja, pinta, recorta y une las partes.

 ACTIVIDAD 3: Une los puntos.

 ACTIVIDAD 4:



Si deseas encontrar dibujos para colorear de la Parabola de la Oveja Perdida, los puedes encontrar en LA GALERIA DE ARTE.  Click aquí: 
http://arteespiritainfantil.blogspot.com/2012/07/dibujos-para-colorear-parabola-de-la.html




Parábola del Hijo Prodigo



Evangelio según Lucas, capítulo 15


Jesús continuó: «Había un hombre que tenía dos hijos:


El menor dijo a su padre: “Dame la parte de la hacienda que me corresponde.” Y el padre repartió sus bienes entre los dos.  




 El hijo menor juntó todos sus haberes, y unos días después se fue 
a un país lejano. 



Allí malgastó su dinero llevando una vida desordenada.  


Cuando ya había gastado todo, sobrevino en aquella región una escasez grande y comenzó a pasar necesidad. 



Fue a buscar trabajo y se puso al servicio de un habitante del lugar, que lo envió a su campo a cuidar cerdos.


Hubiera deseado llenarse el estómago con las bellotas que daban a los cerdos, pero nadie se las daba.  Finalmente recapacitó y se dijo: “¡Cuántos asalariados de mi padre tienen pan de sobra, mientras yo aquí me muero de hambre!  Tengo que hacer algo: volveré donde mi padre y le diré: "Padre, me he equivocado.   Ya no merezco ser llamado hijo tuyo. Trátame como a uno de tus asalariados.”  Se levantó, pues, y se fue donde su padre.



Estaba aún lejos, cuando su padre lo vio y sintió compasión; corrió a echarse a su cuello y lo besó.


Entonces el hijo le habló: «Padre, me he equivocado. Ya no merezco ser llamado hijo tuyo.»   Pero el padre dijo a sus servidores: «¡Rápido! Traigan el mejor vestido y pónganselo. Colóquenle un anillo en el dedo y traigan calzado para sus pies.   Comamos y hagamos fiesta,   porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y lo hemos encontrado.» Y comenzaron la fiesta.



El hijo mayor estaba en el campo.  Al volver, cuando se acercaba a la casa, oyó la orquesta y el baile.  Llamó a uno de los muchachos y le preguntó qué significaba todo aquello.   El le respondió: «Tu hermano ha regresado a casa, y tu padre esta celebrando por haberlo recobrado sano y salvo.»   El hijo mayor se enojó y no quiso entrar. Su padre salió a suplicarle.  Pero él le contestó: «Hace tantos años que te sirvo sin haber desobedecido jamás ni una sola de tus órdenes, y a mí nunca me has dado nada para hacer una fiesta con mis amigos.   Pero ahora que vuelve ese hijo tuyo que se ha gastado tu dinero con malas acciones, le haces una fiesta.»  El padre le dijo: «Hijo, tú estás siempre conmigo y todo lo mío es tuyo. Pero había que hacer fiesta y alegrarse, puesto que tu hermano estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido encontrado.».



Queridos niños, seguramente ustedes entienden todo lo que el Señor nos quiere enseñar con la parábola del Hijo Pródigo.

Dios es misericordioso como el Padre de la historia.  Dios es bueno, sumamente bueno y siempre está dispuesto para recibir a sus hijos arrepentidos. Debemos, sin embargo, que el arrepentimiento sea verdadero como el del hijo más joven de la historia.   Se dio cuenta de que era triste no estar en su casa. Vio cómo él sufrió en un país extranjero, donde ni siquiera tenía las bellotas que comían los cerdos.

Lo mismo ocurre con las almas que salen de los caminos rectos de Dios. Sufren mucho, porque quién está lejos del deber y de la virtud sabe, tarde o temprano, de los remordimientos y de los dolores de la vida.   Dios escucha y perdona el alma sinceramente arrepentida como el padre de la parábola, que es un símbolo de nuestro Padre en el Cielo

A mantener el rumbo, niños. Pero si ustedes sienten que han cometido una falta contra Dios o los hombres, deben arrepentirsen con la misma humildad del hijo pródigo. No imitar al hijo mayor de la historia, que era celoso y orgulloso, y no tuvo compasión del hermano.  Dios nuestro Padre es compasivo y amigo para siempre.  Nos encontramos con Él en la oración sincera en cualquier lugar, y con el corazón  dispuesto para evitar volver a fallar. Él nos oye y nos sale al paso, porque no hay nadie tan bueno como Dios. Tampoco hay quien nos ame tanto como él.

Quizá también quieras ver esta Parábola en vídeo, está disponible en la VIDEOTEKA.  Click aquí: http://videotekaespiritainfantil.blogspot.com/2012/07/la-parabola-del-hijo-prodigo.html

Fuente: Parabola tomada de :www.adorasi.com.  
Imagenes tomadas de http://evangelizacao-infantil.blogspot.com Blog de Simone Anastácio BH, MG, Brasil Evangelizadora del Grupo de Fraternidad Espírita Irmã Scheilla (Centro Oriente) en Belo Horizonte.

ACTIVIDAD 1:


ACTIVIDAD 2:



ACTIVIDAD 3:




Si quieres pintar dibujos a cerca de la Parabola del Hijo Prodigo los puedes 









Nacimiento de Jesús


Jesús vivió sólo para enseñar a los hombres a amarse unos a otros como hermanos, y hacer el bien el uno al otro. Y  suya es la historia que vamos a leer:

En un pequeño pueblo de Palestina (una tierra lejana), llamada Nazaret, vivía una joven llamada María.  Un día un ángel (un espíritu superior, bueno y puro), se le apareció para anunciarle que sería la madre de Jesucristo. Él traería el amor y la paz, la felicidad entre muchas otras cosas buenas.

Naturalmente, María se sorprendió de haber sido elegido por Dios, entre muchos otros jóvenes.  Además, aún no estaba casada con José, su prometido. Pero el ángel le tranquilizó: "No temas, María. El Señor está contigo! " Lucas 1,26-37


María no sabía qué pensar. En la sinagoga había oído muchas veces los profetas anuncian el nacimiento de un Mesías, pero no creyó que sería la madre.  María era muy sencilla y humilde y deseaba con todo el corazón hacer siempre la voluntad de Dios. María y José tuvieron que ir a la ciudad de Belén y María estaba embarazada.

El viaje fue muy doloroso, en aquellos días no había ningún medio de transporte cómodo para viajar como hoy. Y María dio un pequeño paseo,  montada en un burro, junto a su esposo José. Cuando llegaron a Belén, no encontraron una habitación para el descanso y María pronto daría a luz a su bebé y no tenían donde quedarse. ¿Qué podría hacer José?, María se estaba acomodando en un establo cerca de la ciudad y decidieron quedarse allí.

Era una noche hermosa, todo el cielo estrellado, perfumado por la suave brisa proveniente de los campos, María tuvo su bebé. Lo cubrió con una tela y lo acostó en un pesebre de paja que servía de cuna para dormir al niño divino, a quien llamó por nombre Jesús.

Allí alrededor, había unos pastores que cuidaban sus rebaños de ovejas. Algunos de ellos estaban de pie alrededor de una fogata cuando un ángel o un espíritu superior, bueno y puro aparecio. Los pastores se asustaron y tenían miedo, pero el ángel les dijo:

- "No tengan miedo, les traigo una noticia que será de gran alegría para ustedes y para todo el pueblo, hoy ha nacido el Salvador del mundo, que es Jesús. Y si quieres ir a verlo, esta es la señal para encontrarlo: sigan aquella estrella luminosa y allí encontraran un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre. ".

Cuando el ángel les dijo que Jesús es el Salvador del mundo, es por eso que Él vino a enseñar a los hombres a realizar acciones   buenas, para amarnos como hermanos, y perdonarnos unos a otros, porque sólo entonces encontraremos la felicidad.


El pesebre es una especie de cesta en la que los pastores ponen el heno para alimentar a los animales. A menudo, los pastores también almacenan su comida en el pesebre.

El pesebre es un símbolo.

Esto representa que Jesús es el alimento para el alma, alimento para la humanidad hambrienta de amor.

Y es la primera lección que Jesús hizo: es la de humildad.

Uno de los pastores admirado dijo pensativamente:

- "Vamos a Belén a ver lo que pasó, lo que Dios ha revelado."

Cuando llegaron al establo, en realidad encontraron a Jesús envuelto en pañales, dormido en el pesebre. María se acomodó a su lado, y José, de pie en la cabeza velando por sus dos seres queridos.  Pero no sólo fueron los pastores los que visitaron a Jesús cuando nació.



Él recibió la visita de los Reyes Magos de Oriente. Los Reyes Magos eran sabios,  sacerdotes de las religiones antiguas de esas tierras, estudiaban todas las ciencias, y también sabían las cosas de la espiritualidad,  sabían que un día el mundo sería guiado por un espíritu muy superior, más que todos los que habían  llegado a la tierra para enseñar a los hombres a vivir de acuerdo a las leyes divinas.  Y guiándolos a través de valles, montañas, desiertos abrasadores a Jerusalén, una gran estrella condujo a los Magos al pesebre donde estaba Jesús.


Cuando llegaron, al verlo encontraron  a su lado, como lo hacen todas las madres, a María. Los Reyes Magos le adoraron, y ordenaron a sus criados empacar oro, incienso y mirra, que le dieron al niño como regalo.  Pocos días después de que los Reyes Magos partieron, José dormía, mientras que María cuidaba del niño. José soñó que un ángel se le apareció vestido de luz, que le dijo:

- "Levántate José, toma al niño y a su madre, y huye á Egipto, y permanece allí hasta que yo te diga. Debido a que el rey Herodes buscará al niño para matarlo ".


José obedeció la advertencia celestial, aunque era tarde por la noche se levantó, le contó a María el sueño que había tenido. Empacaron sus cosas y se fueron a Egipto. Meses más tarde José tuvo otro sueño con el ángel que le decía que fueran a Israel, José obedeció y se fue, pero para lograrlo, tuvo que llevar a su familia a otra ciudad una vez más, la ciudad de Nazaret.

Fue en Nazaret que Jesús creció y pasó su infancia. Era muy inteligente, estudioso y trabajador. Cuando cumplió siete años, sus padres le matricularon en la escuela, donde aprendió a leer y escribir, dedicó una parte de su tiempo jugando con sus compañeros, y en otros lugares para trabajar con su padre en la carpintería y estudiar las lecciones.


Así que vivían en paz.   Cuando Jesús tenía doce años, sucedió algo interesante con él. Como de costumbre, fue a Jerusalén para la fiesta de la Pascua con sus padres, una vez terminada la celebración, José y María caminaban detrás del grupo de las personas mayores y los jóvenes frente a los demás grupos, jugando en la carretera. Así que José y María se fueron tranquilos, creyendo que Jesús había salido con los jóvenes.

A Cierta hora del día  buscaban a Jesús entre todos, para comer en el campamento y sólo entonces se dieron cuenta de que Jesús se había quedado en Jerusalén. Afligidos, los pobres padres  se regresaron de inmediato, y viajaron durante tres días a la ciudad,  buscaron entre los parientes y conocidos, sin encontrarlo. Fue entonces cuando fueron al templo, y encontraron a Jesús entre los doctores, hablando con ellos. 

Los doctores de la ley en aquel momento eran los hombres que conocían de todo corazón que estaba escrito en los libros de los profetas. Y  Jesús había demostrado un profundo interés por el conocimiento de estos libros, pero por qué tenían miedo  los médicos a las preguntas y respuestas de Jesús?. Y sus padres se maravillaron al verlo allí, y su madre le reprendió diciendo: "Hijo, ¿por qué hiciste esto a nosotros? Tu padre y yo tuvimos un gran susto, y te busque llena de angustia. "

A lo que Jesús le respondió suavemente: "¿Por qué me buscan mamá? Bueno, no sabes que me interesan las cosas que están al servicio de mi padre? "
Pero sus padres no entendían lo que quería decir. Lo que quería decir Jesús a sus padres es que había venido al mundo a enseñar a los hombres a seguir las leyes de Dios, que era su Padre, como Padre de todos nosotros. Y temprano tenía que prepararse para cumplir con su deber.

Jesús se despidió de los médicos, y del brazo de sus padres salio del templo, y fue con ellos a Nazaret, donde creció y se convirtió en un hombre lleno de bondad y sabiduría.

Basado en el libro: El Evangelio de Meninada Eliseo Rigonatti.
Fuente: http://evangelizacao-infantil.blogspot.com Blog de Simone Anastácio BH, MG, Brasil Evangelizadora del Grupo de Fraternidad Espírita Irmã Scheilla (Centro Oriente) en Belo Horizonte.

ACTIVIDAD

Pinta, recorta y arma tu propio pesebre.






Maestro Jesús



Jesús nació en Belén, una ciudad de Palestina, y su nacimiento es conmemorado todos los años en la noche de Navidad.  Hijo de padres pobres, pasó su juventud ayudando al sustento del hogar  trabajando de carpintero con su padre, que tenía una pequeña carpintería.  Desde muy temprano demostró poseer una brillante inteligencia y siendo todavía niño ya discutía con los mayores la ley religiosa de su tiempo.

Cuando cumplió 30 años, edad que podía hablar libremente, comenzó a  enseñar a los pueblos su doctrina.  Enseñó que su principal objetivo debe ser trabajar para la conquista del reino  de Dios y que la humanidad y la caridad son las virtudes que nos conducirán a ese reino.  Combatió los preconceptos, las rivalidades de razas, a los hipócritas, los  vanidosos, los orgullosos, los avarientos, los malvados y los egoístas.



Amó a los buenos, animó a los débiles, amparó a los pobres, consoló a los afligidos  y enseño a los pecadores a regenerarse.  Afirmó que si no perdonamos, no podemos ser perdonados.  Nos dijo que sólo seremos completamente felices cuando sepamos perdonar y amar a nuestro prójimo.   Resumió su doctrina en los mandamientos:

“Amaos los unos a los otros  como yo os amé”, “No hagáis a los otros lo que no quisierais que los otros te hicieran a ti”

Como todos los grandes y generosos Espíritus que vinieron a este mundo  para esclarecer a la humanidad, Jesús también tuvo sus enemigos.  Fue cruelmente perseguido y condenado a muerte. Antes  de desencarnar, el  último ejemplo que nos dio fue pedir al Padre misericordioso que perdonase a sus perseguidores como  Él los perdonaba.  



Las enseñanzas de Jesús están contenidas en los Evangelios escritos por sus  discípulos.  Jesús fue el Espíritu más puro y luminoso que encarnó en la Tierra. Se tornó  perfecto primero que nosotros y por eso debemos considerarlo como nuestro  hermano mayor.



Dios le concedió la dirección de la Tierra y de todos los Espíritus que aquí  encarnan.  El Espíritu de Jesús guía a la humanidad en el camino del progreso y de la perfección; por eso sólo a Jesús debemos llamarlo Maestro.


Si deseas dibujos para colorear del Maestro Jesús los puedes conseguir en la GALERA DE ARTE.  Click aquí:http://arteespiritainfantil.blogspot.com/2012/07/dibujos-para-colorear-de-jesus.html